¿Cómo hacer tarta de queso al horno?

Receta tarta de queso

Si vas por la calle y preguntas a las personas con las que te cruzas que cuál es su postre favorito, la gran mayoría te daría la misma respuesta: la tarta de queso. La mezcla de sabores y la textura hace que se haya convertido en uno de los platos estrella de muchos restaurantes y la envidia de los amigos que saben hacerla. 

¡Triunfa allá donde se haga! Por ello, si quieres sorprender en la próxima cena, cumpleaños o evento, aquí te vamos a dejar la receta paso a paso de la tarta de queso. Prepara los ingredientes, las herramientas o ¡manos a la masa! 

¿Qué ingredientes necesitas para hacer una tarta de queso?

  • Molde de tarta de 28 cm
  • 200 gramos de galletas (maría, digestive, Lotus…)
  • 120 gramos de mantequilla
  • 800 ml de nata
  • 800 gramos de queso crema 
  • 250 gramos de queso fresco
  • 8 huevos
  • 300 gramos de azúcar

Pasos para hacer la tarta de queso

  1. Trituramos las galletas: ¿Has elegido ya la galleta que va a formar parte de la base de tu tarta de queso? ¡Genial! Toca triturarla. Puedes hacerlo o bien en una batidora o, si no tienes, mételas en una bolsa y dale golpecitos hasta que sean migas. 
  2. Es hora de la mantequilla: Una vez tengamos ya la galleta triturada, es el momento de agregar la mantequilla. Para ello, derrítela antes y luego mezcla con las virutas de galleta. ¡Ya tendremos la base de nuestra tarta hecha! 
  3. Coloca la base: Como hemos comentado en los ingredientes, necesitaríamos un molde de unos 28 cm… ¿Lo tienes? Pues llega el momento de colocar la mezcla de la base de nuestra tarta. Para ello extiéndela bien para que quede uniforme. Recuerda que no debe quedar muy fina. 
  4. El cuerpo de la tarta: En la misma batidora donde hemos hecho la base, introducimos los huevos, la nata, el azúcar y los quesos que hemos elegido. Trituramos bien y cuando esté todo en una misma masa, y la colocamos en el molde. 
  5. ¡Al horno!: Precalentamos el horno a 180º antes de introducir nuestra tarta. Una vez notemos que ya está caliente, metemos el mole durante 40 minutos con el calor solo hacia arriba. Cuando veamos que ya está tostadita por encima, la retiramos. Aunque parezca que está muy líquida, no te preocupes. En la nevera, al enfriarse, cogerá más forma. Para conseguir un interior cremoso debe estar unas 4 horas en la nevera. 
  6. ¡A disfrutarla!

Los mejores acompañantes para las tartas de queso

¿Quieres sorprender más con tu tarta de queso? ¡Apunta! Estos son los mejores acompañantes y coberturas para coronarte como experto/a en repostería:

  • Cobertura de chocolate
  • Cobertura de limón 
  • Mermelada de moras
  • Mermelada de fresa
  • Helado de vainilla
  • Helado de Galleta Lotus 
  • Frutos rojos 

Comparte esta publicación