¿Cuáles son las diferencias entre los quesos de vaca, oveja y cabra?

¿Qué sería de la vida sin el queso? Desde sus orígenes ancestrales hasta las modernas creaciones gourmet, el queso ha sido un pilar fundamental en la gastronomía mundial. De hecho, en España, se producen más de 200 variedades con 28 Denominaciones de Origen Protegidas de Queso. 

Pero, ¿alguna vez te has preguntado cuáles son las diferencias entre los quesos de vaca, oveja y cabra?

El mundo de los quesos: variedad y distinción

El queso es un producto lácteo que se elabora a partir de la coagulación de la leche, seguido de la separación del suero y la posterior maduración. Una de las diferencias más destacadas entre los quesos radica en la leche utilizada en su producción: vaca, oveja o cabra. Esta distinción no solo influye en el sabor, sino también en la textura:

  • Queso de vaca: La textura puede variar desde cremosa hasta firme, dependiendo del tipo de queso.
  • Queso de oveja: Por lo general, tiene una textura más densa y firme, pero aún puede variar según el tipo.
  • Queso de cabra: Puede tener una textura que va desde suave y cremosa hasta firme y quebradiza, dependiendo de la edad y el tipo de queso.

El sabor que conquista: vaca, oveja y cabra

El queso de vaca, conocido por su sabor suave y cremoso, es ampliamente consumido en todo el mundo. Desde el clásico Cheddar hasta el lujoso Brie, los quesos de vaca ofrecen una amplia gama de sabores y texturas para satisfacer todos los paladares.

Por otro lado, los quesos de oveja suelen presentar un sabor más pronunciado y una textura más densa. Estos quesos, como el Manchego español o el Pecorino italiano, son apreciados por su carácter robusto y sus notas terrosas.

Los quesos de cabra, con su distintivo sabor y aroma, añaden un toque de frescura y complejidad a cualquier plato. Desde el delicado Chèvre francés hasta el picante Crottin de Chavignol, los quesos de cabra son una opción popular entre los amantes del queso en todo el mundo.

Nutrición y más: ¿Qué dicen los datos?

En términos de composición nutricional, los quesos de oveja y cabra tienden a tener un contenido ligeramente más alto de grasa y proteína en comparación con los quesos de vaca. Además, cada tipo de queso puede ofrecer diferentes perfiles de vitaminas y minerales, lo que añade un valor nutricional único a cada variedad.

¿Sabías que los quesos de cabra no solo son una delicia para el paladar, sino que también pueden ser una opción saludable para aquellos que sufren de insuficiencia renal crónica? Con su bajo contenido en potasio, los quesos de cabra son una excelente alternativa para quienes necesitan controlar su ingesta de este mineral.

Los quesos de oveja son más grasos que otros tipos de quesos, pero también son ricos en vitaminas, especialmente A, B y E, así como en calcio, lo que fortalece huesos y dientes. 

¿Cuál de estos quesos se consume más?

El queso fresco fue el más popular entre los consumidores. En particular, se estima que se consumieron alrededor de 95 millones de kilogramos de esta variedad de queso dentro del país en 2022.

El queso de vaca es generalmente el más consumido a nivel mundial, seguido por el queso de cabra y luego el queso de oveja. Sin embargo, estas preferencias pueden variar según la región y las tradiciones culinarias locales. Por ejemplo, Islandia es el país del mundo que más queso consume por persona hasta llegar a los 30,8 kilos por persona y año.

En La Vaquería del Camp d´Elx elaboramos nuestro propio queso con la leche de nuestras vacas. ¡Productos artesanales y de calidad! ¿Quieres probarlo? Puedes visitar nuestras tiendas taperías en Alicante y Elche y degustarlos. Si te gustan, ¡podrás comprarlos!

¡Te esperamos!

Comparte esta publicación